7 Errores Comunes al Poner el Lavavajillas: Evita Estos Fallos

La puesta en marcha de un lavavajillas puede parecer una tarea sencilla y sin complicaciones, pero lo cierto es que existen diferentes errores comunes que muchas personas suelen cometer al utilizarlo. Estos errores pueden afectar no solo la eficiencia y resultados del lavado, sino también la durabilidad del propio electrodoméstico. En este artículo, te mostraremos los 7 errores más comunes al poner el lavavajillas y cómo evitarlos, para que puedas disfrutar de platos limpios y relucientes en cada ciclo de lavado.

Error 1: Prelavar los platos antes de introducirlos en el lavavajillas

¿Por qué es un error?

Prelavar los platos antes de ponerlos en el lavavajillas es un error común que muchas personas cometen sin darse cuenta de las consecuencias. Esto se debe a que los lavavajillas modernos están diseñados para eliminar la suciedad y los restos de comida de los platos, incluso de aquellos que aparentemente puedan estar sucios. Al prelavar los platos, estás desperdiciando agua y energía innecesariamente, además de aumentar el desgaste del lavavajillas.

¿Cómo evitar este error?

La forma de evitar este error es sencilla: simplemente coloca los platos directamente en el lavavajillas sin necesidad de prelavarlos. Asegúrate de retirar los restos de comida más grandes, pero no es necesario frotarlos ni enjuagarlos a conciencia. El lavavajillas se encargará de hacer todo el trabajo por ti.

Error 2: Colocar la cubertería de forma incorrecta

¿Por qué es un error?

Un error muy común al poner el lavavajillas es colocar la cubertería de forma incorrecta. Muchas personas tienden a mezclar los cubiertos dentro del cesto sin prestar atención a su disposición, lo cual puede dificultar su limpieza y dejarlos manchados o con restos de comida.

¿Cómo evitar este error?

Lo ideal es colocar los cubiertos en el cesto del lavavajillas de forma separada y ordenada. Separa las cucharas, tenedores y cuchillos en sus respectivas ranuras. Si el cesto cuenta con divisores, úsalos para mantener los cubiertos separados y evitar que se entrelacen. Además, asegúrate de colocar los cubiertos con la parte que entra en contacto con los alimentos hacia arriba para facilitar su limpieza.

Error 3: Llenar el lavavajillas en exceso

¿Por qué es un error?

Llenar el lavavajillas en exceso es un error muy común, pero no por ello menos perjudicial. Si colocas demasiados platos y utensilios en el lavavajillas, estos no recibirán una adecuada circulación del agua y el detergente, lo cual puede resultar en una limpieza deficiente. Además, sobrecargar el lavavajillas también puede dañar sus cestos y mecanismos internos, reduciendo su vida útil.

¿Cómo evitar este error?

La clave para evitar este error es no llenar el lavavajillas más allá de su capacidad recomendada. Consulta el manual de instrucciones de tu lavavajillas para conocer cuál es su capacidad máxima y respétala. Distribuye los platos y utensilios de forma equitativa, asegurándote de que haya suficiente espacio entre ellos para que el agua y el detergente puedan circular libremente.

Error 4: No utilizar el programa adecuado

¿Por qué es un error?

No utilizar el programa adecuado es otro error común al poner el lavavajillas. Muchas personas tienden a utilizar siempre el mismo programa sin tener en cuenta la suciedad de los platos o el tipo de material de los mismos. Como resultado, los platos pueden salir sin una limpieza óptima o incluso dañados.

¿Cómo evitar este error?

Para evitar este error, debes tener en cuenta la suciedad de los platos y el tipo de material de los mismos al elegir el programa adecuado. La mayoría de los lavavajillas cuentan con una variedad de programas que se adaptan a diferentes necesidades, como programas rápidos, programas intensivos o programas específicos para recipientes delicados. Elige el programa que mejor se ajuste a tus necesidades y al tipo de carga que vas a lavar.

Error 5: No revisar y limpiar los filtros regularmente

¿Por qué es un error?

Los filtros del lavavajillas son fundamentales para su correcto funcionamiento, ya que se encargan de retener los restos de comida y evitar que obstruyan los conductos y los brazos rociadores. Si no se revisan y limpian regularmente, los filtros pueden obstruirse y dificultar la limpieza de los platos, además de favorecer la proliferación de bacterias y malos olores.

¿Cómo evitar este error?

Para evitar este error, es importante revisar y limpiar los filtros del lavavajillas de forma regular. Consulta el manual de instrucciones de tu electrodoméstico para conocer la ubicación de los filtros y cómo limpiarlos correctamente. En general, deberás retirar los filtros y enjuagarlos bajo agua corriente para eliminar los restos de comida acumulados. Si es necesario, utiliza un cepillo suave para eliminar los residuos más rebeldes. Realiza esta limpieza al menos una vez al mes o con mayor frecuencia si notas que los platos no están saliendo limpios.

Error 6: Usar productos de limpieza dañinos para el lavavajillas

¿Por qué es un error?

Usar productos de limpieza no adecuados para lavavajillas es un error que puede tener consecuencias graves tanto para los platos como para el propio electrodoméstico. Al utilizar productos como jabón para lavar platos a mano, detergente para ropa o sustancias abrasivas, estás exponiendo el lavavajillas a daños y averías, así como a provocar una mala limpieza de los platos.

¿Cómo evitar este error?

Para evitar este error, es fundamental utilizar únicamente productos de limpieza diseñados específicamente para lavavajillas. Estos productos están formulados para disolverse correctamente en el agua y brindar una limpieza eficiente de los platos, sin dañar el electrodoméstico. Consulta las recomendaciones del fabricante del lavavajillas para saber qué productos utilizar y cómo utilizarlos correctamente.

Error 7: Ignorar el mantenimiento regular del lavavajillas

¿Por qué es un error?

Ignorar el mantenimiento regular del lavavajillas es un error que puede tener consecuencias negativas a largo plazo. Al no realizar un mantenimiento adecuado, se acumularán suciedad, residuos y cal en el interior del lavavajillas, lo cual puede afectar su rendimiento y provocar averías. Además, la falta de mantenimiento también puede contribuir a la aparición de malos olores y la proliferación de bacterias.

¿Cómo evitar este error?

Para evitar este error, es importante realizar un mantenimiento regular del lavavajillas. Esto incluye limpiar regularmente el interior del lavavajillas con productos específicos para eliminar la cal y los residuos acumulados, así como revisar y limpiar los brazos rociadores y los conductos de agua. También es recomendable realizar un ciclo de lavado vacío ocasionalmente con vinagre blanco o bicarbonato de sodio para desodorizar y desinfectar el lavavajillas.

Conclusión

Poner el lavavajillas de forma incorrecta puede tener consecuencias negativas en la eficiencia y durabilidad del electrodoméstico, así como en la limpieza de los platos. Evitar errores comunes como prelavar los platos, colocar la cubertería de forma incorrecta o llenar el lavavajillas en exceso, así como utilizar el programa adecuado, revisar y limpiar los filtros regularmente, usar productos de limpieza adecuados y realizar un mantenimiento regular del lavavajillas, te permitirá disfrutar de platos limpios y relucientes en cada ciclo de lavado, al mismo tiempo que prolongarás la vida útil de tu lavavajillas. Recuerda seguir estos consejos y evitar estos errores comunes para aprovechar al máximo las ventajas que ofrece el uso del lavavajillas.