Cómo cocinar rápido y fácil con el microondas

El microondas es uno de los electrodomésticos más utilizados en la cocina moderna, ya que nos permite calentar y cocinar alimentos de manera rápida y conveniente. Su popularidad se debe a su eficiencia y facilidad de uso, lo que nos permite ahorrar tiempo y esfuerzo en la preparación de nuestras comidas diarias. Sin embargo, muchas personas aún no conocen todos los trucos y consejos para utilizar el microondas de forma eficiente. En este artículo, te proporcionaremos una guía completa sobre cómo cocinar rápido y fácilmente con el microondas.

Consejos para utilizar el microondas de forma eficiente

1. Selecciona recipientes adecuados

Al utilizar el microondas, es importante elegir recipientes que sean seguros y adecuados para su uso. Algunas opciones recomendadas incluyen recipientes de vidrio, cerámica y porcelana, ya que son resistentes al calor y no liberan sustancias tóxicas cuando se calientan. Evita utilizar recipientes de plástico, a menos que estén etiquetados como «aptos para microondas», ya que algunos plásticos pueden derretirse o liberar productos químicos dañinos cuando se caliente.

Además, asegúrate de que los recipientes que utilices sean lo suficientemente grandes como para permitir que los alimentos se cocinen de manera uniforme. Deja espacio suficiente para la expansión y la circulación de calor durante la cocción.

2. Cubre los alimentos

Al calentar alimentos en el microondas, es recomendable cubrirlos con una tapa o una envoltura de plástico para evitar salpicaduras y mantener la humedad. Esto ayudará a que los alimentos se cocinen de manera uniforme y conserven su jugosidad y sabor. Al cubrir los alimentos, asegúrate de dejar un pequeño espacio para que pueda escapar el vapor y evitar un exceso de presión dentro del recipiente.

Si deseas obtener un acabado dorado o crujiente en tus alimentos, puedes retirar la tapa o envoltura de plástico durante los últimos minutos de cocción, para permitir que el calor se distribuya de manera uniforme y se genere el efecto deseado.

3. Ajusta los tiempos y la potencia

El microondas tiene la capacidad de ajustar tanto el tiempo de cocción como la potencia utilizada. Asegúrate de seguir las instrucciones de tiempo y potencia indicadas en las recetas o en los empaques de los alimentos congelados.

Si no tienes ninguna guía específica, generalmente es recomendable utilizar una potencia alta para calentar alimentos rápidamente, una potencia media para cocinar alimentos crudos o precalentar platos y una potencia baja para calentar suavemente o descongelar alimentos frágiles.

Además, ajusta también el tiempo de cocción según tus necesidades. Siempre es mejor empezar con un tiempo más corto y agregar más tiempo si es necesario, ya que es más difícil revertir un alimento sobrecocido que calentarlo un poco más.

4. Rotar y mezclar durante la cocción

Para asegurar una cocción uniforme, es recomendable rotar y mezclar los alimentos durante el proceso de calentamiento. Esto permitirá que el calor se distribuya de manera equitativa y evite posibles puntos calientes.

Si estás calentando varios platos al mismo tiempo, es posible que tengas que cambiar su posición en el microondas para asegurarte de que todos los alimentos reciban calor de manera uniforme. También puedes abrir y mezclar suavemente los alimentos durante el proceso de cocción para asegurar una temperatura uniforme en todos los lados.

5. Utiliza la función de descongelación

El microondas es una excelente herramienta para descongelar alimentos de manera rápida y segura. Utiliza la función de descongelación para descongelar carnes, pescados, vegetales congelados, panes y otros alimentos sólidos que necesiten suavizarse antes de cocinarlos.

Es importante tener en cuenta que la descongelación en el microondas puede hacer que los alimentos se calienten parcialmente, lo que los hace más susceptibles a las bacterias. Por lo tanto, es recomendable cocinar o consumir los alimentos inmediatamente después de la descongelación para evitar el crecimiento de bacterias y mantener la seguridad alimentaria.

Ventajas de cocinar con microondas

1. Rapidez

Una de las principales ventajas de cocinar con microondas es la rapidez con la que se calientan los alimentos. En comparación con los métodos de cocción convencionales, como el horno o la estufa, el microondas puede reducir significativamente el tiempo de cocción. Esto es especialmente útil cuando estamos en una prisa o queremos preparar una comida rápida y fácil.

Por ejemplo, una porción de pollo que normalmente tomaría 30 minutos en el horno puede cocinarse en apenas 10 minutos en el microondas. Esto nos permite ahorrar una cantidad considerable de tiempo y energía en la cocina.

2. Ahorro energético

Otra ventaja importante del microondas es su eficiencia energética. Debido a su capacidad para calentar los alimentos de manera rápida y directa, el microondas utiliza menos energía que otros electrodomésticos de cocina.

En comparación con el horno convencional, que requiere una cantidad considerable de tiempo y energía para precalentarse y calentar los alimentos, el microondas es mucho más eficiente. Esto se traduce en un menor consumo de energía y, en última instancia, en un ahorro en nuestras facturas de luz.

3. Conservación de nutrientes

A diferencia de otros métodos de cocción, como hervir o asar, el microondas utiliza menos agua y calor para calentar los alimentos. Esto ayuda a preservar los nutrientes sensibles al calor, como las vitaminas y los antioxidantes, que pueden perderse en otros métodos de cocción de larga duración.

Además, el microondas también puede cocinar los alimentos de manera uniforme y suave, lo que evita la sobrecocción y la pérdida de nutrientes. Esto nos permite disfrutar de comidas más saludables y nutritivas, sin comprometer el sabor y la textura de los alimentos.

4. Versatilidad

El microondas es un electrodoméstico extremadamente versátil en la cocina. No sólo es útil para calentar alimentos, sino que también podemos utilizarlo para cocinar una amplia variedad de platos, desde salsas y guisos hasta pasteles y postres.

Con las funciones y ajustes adecuados, el microondas nos permite dorar, hornear, gratinar, cocinar al vapor y descongelar alimentos. Incluso podemos utilizar el microondas para caramelizar azúcar, derretir chocolate y hacer palomitas de maíz, entre muchas otras cosas.

Esta versatilidad nos brinda la oportunidad de experimentar y ampliar nuestra creatividad en la cocina, utilizando el microondas como una herramienta práctica y conveniente.

5. Fácil limpieza

A diferencia de los hornos y las estufas, el microondas es fácil de limpiar. La mayoría de los microondas modernos vienen con platos giratorios y platos removibles, que se pueden lavar en el lavavajillas o a mano con facilidad.

Además, el interior del microondas es generalmente un recubrimiento antiadherente, lo que hace que sea más fácil limpiar cualquier derrame o salpicadura de alimentos. Basta con pasar un paño húmedo o una esponja con jabón para limpiar las manchas y mantener nuestro microondas impecable y listo para el próximo uso.

6. Seguridad

El microondas es un electrodoméstico seguro de usar, siempre y cuando sigamos las recomendaciones y precauciones adecuadas. A diferencia de los fogones o las parrillas, no hay llamas abiertas o fuentes de calor directo en el microondas, lo que reduce el riesgo de incendios y quemaduras.

Además, muchos microondas modernos vienen con características de seguridad, como bloqueos para niños y sensores de humo, que garantizan el uso correcto y seguro del aparato.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el microondas puede calentar los alimentos de manera desigual, lo que puede crear puntos calientes. Por esta razón, es importantísimo mezclar y rotar los alimentos durante la cocción, para asegurar una temperatura uniforme en todos los lados y evitar quemaduras.

Desventajas a tener en cuenta al cocinar con microondas

1. Pérdida de nutrientes

A pesar de conservar una gran cantidad de nutrientes en los alimentos, el microondas puede resultar en la pérdida de algunos nutrientes sensibles al calor, como las vitaminas C y B. Esto se debe al proceso de cocción rápida y al contacto directo del calor con los alimentos.

Para minimizar la pérdida de nutrientes, es recomendable utilizar el microondas en su potencia más baja o utilizar métodos de cocción más cortos y suaves, como el vapor o la descongelación. Además, es importante recordar que el tiempo de cocción y la calidad de los alimentos también pueden afectar la retención de nutrientes.

2. Cocción no uniforme

El microondas puede tener dificultades para calentar los alimentos de manera uniforme. Esto se debe a que el calor se genera a través de ondas electromagnéticas, que pueden crear puntos calientes o fríos en los alimentos, dependiendo de su forma y composición.

Para evitar una cocción no uniforme, es necesario rotar y mezclar los alimentos durante el proceso de cocción. También es recomendable utilizar recipientes de vidrio o cerámica, que pueden ayudar a distribuir mejor el calor en los alimentos.

3. Cuidado con los recipientes de plástico

Si bien el microondas es seguro para su uso en la mayoría de los recipientes, es importante tener cuidado al utilizar recipientes de plástico. Algunos plásticos pueden derretirse o liberar productos químicos dañinos cuando se calientan en el microondas.

Asegúrate de utilizar recipientes de plástico etiquetados como «aptos para microondas» y evita aquellos que estén agrietados o dañados. Además, evita utilizar envoltorios de plástico como el film transparente, ya que pueden derretirse y transferirse a los alimentos durante la cocción.

Recomendaciones de seguridad al utilizar el microondas

1. Limpia regularmente el microondas

Para garantizar un funcionamiento óptimo y seguro, es importante limpiar regularmente el microondas. Retira los restos de comida y la grasa acumulada en el interior y el exterior del microondas.

Al limpiar el interior, utiliza un paño húmedo o una esponja con jabón suave. Evita utilizar productos químicos agresivos o abrasivos, ya que pueden dañar la superficie del microondas.

No te olvides de limpiar también el plato giratorio y el plato removible, si los tiene, para evitar la acumulación de alimentos y gérmenes.

2. No utilices recipientes metálicos

Evita utilizar recipientes metálicos en el microondas, ya que el metal puede generar chispas y arcos eléctricos. Esto puede dañar tanto el microondas como los contenedores metálicos.

Si deseas utilizar platos o recipientes de cristal o cerámica con elementos metálicos, asegúrate de que sean aptos para microondas y estén etiquetados como tales. Estos recipientes han sido diseñados para soportar las ondas electromagnéticas utilizadas en el microondas y son seguros para su uso.

3. No calientes líquidos por un tiempo prolongado

Si vas a calentar líquidos en el microondas, ten cuidado de no sobrecalentarlos. Los líquidos pueden alcanzar altas temperaturas de manera rápida y, si se calientan en exceso, pueden hervir de manera violenta cuando se le agrega algún elemento o se retiran del microondas. Esto puede resultar en quemaduras graves.

Para evitar este riesgo, coloca una cucharada u otro utensilio de metal en el recipiente mientras se calienta el líquido. Esto ayudará a romper la tensión superficial del líquido y evitará una ebullición violenta.

4. No sobrecargues el microondas

Evita sobrecargar el microondas con demasiados alimentos a la vez. Esto puede afectar negativamente el flujo de aire y la circulación de calor dentro del microondas.

Si necesitas calentar o cocinar múltiples platos a la vez, asegúrate de que haya suficiente espacio entre los alimentos y los lados del microondas para permitir una circulación adecuada del calor.

5. Ten cuidado al retirar los alimentos calientes

Los recipientes y los alimentos calentados en el microondas pueden estar extremadamente calientes. Utiliza guantes o agarraderas para retirar los recipientes del microondas y evitar quemaduras.

Deja que los alimentos se enfríen durante un momento antes de manipularlos o consumirlos. Esto permitirá que el calor se distribuya de manera uniforme y reducirá el riesgo de quemaduras.

Modelos destacados de microondas en el mercado

1. Beko BMGB 25332 BG

El microondas Beko BMGB 25332 BG es un modelo destacado en el mercado debido a su diseño elegante y su variada funcionalidad. Cuenta con una capacidad de 25 litros, lo que lo hace ideal para familias numerosas o aquellos que necesitan cocinar grandes porciones de alimentos.

Este modelo de microondas tiene múltiples funciones y ajustes, que incluyen cocción rápida, descongelación automática y grill. También cuenta con una pantalla digital y un temporizador ajustable, lo que facilita la programación precisa del tiempo de cocción.

2. LG MH6535GDH

El microondas LG MH6535GDH es otro modelo destacado en el mercado, conocido por su tamaño compacto y su alta potencia. Con una capacidad de 23 litros, este microondas es perfecto para aquellos que tienen espacio limitado en su cocina.

El LG MH6535GDH cuenta con una potencia de 1100W, lo que permite calentar y cocinar los alimentos de manera rápida y eficiente. También cuenta con una función de descongelación automática y múltiples ajustes de cocción, que se adaptan a las necesidades individuales de cada usuario.

3. LG MH6535GDS

Otro modelo destacado de LG es el microondas MH6535GDS, que cuenta con una capacidad de 25 litros y múltiples funciones y ajustes de cocción. Este microondas tiene una potencia de 1000W, lo que permite calentar y cocinar los alimentos de manera rápida y eficiente.

El LG MH6535GDS cuenta con un diseño elegante y moderno, con una pantalla digital y un temporizador ajustable. También cuenta con una función de descongelación automática y una opción de autolimpieza, que facilita el mantenimiento y la limpieza del microondas.

Conclusión

En definitiva, el microondas es un electrodoméstico versátil y conveniente que nos permite cocinar rápido y fácilmente. Utilizando recipientes adecuados, ajustando los tiempos y la potencia, rotando y mezclando durante la cocción y siguiendo las recomendaciones de seguridad, podemos aprovechar al máximo las ventajas del microondas, como su rapidez, ahorro energético, conservación de nutrientes, versatilidad, fácil limpieza y seguridad. Además, modelos destacados como el Beko BMGB 25332 BG, el LG MH6535GDH y el LG MH6535GDS ofrecen opciones adicionales y diseños atractivos para satisfacer nuestras necesidades en la cocina.