Conoce los recipientes que no se pueden calentar en el microondas

Calentar alimentos en el microondas se ha convertido en una práctica común en nuestros hogares. Este electrodoméstico nos proporciona comodidad y rapidez a la hora de calentar nuestros platos favoritos. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que no todos los recipientes son aptos para ser utilizados en el microondas. Algunos materiales pueden dañarse o incluso causar daños al aparato. En este artículo, te contaremos sobre los recipientes que no se pueden calentar en el microondas y las precauciones que debes tener en cuenta.

Moldes de aluminio

Uno de los recipientes más comunes que utilizamos en nuestras cocinas son los moldes de aluminio. Estos moldes son ideales para hornear todo tipo de alimentos. Sin embargo, no son aptos para ser utilizados en el microondas. El aluminio es un conductor de calor y electricidad, lo que puede provocar chispas o incendios en el interior del microondas. Además, el aluminio puede deformarse y afectar el funcionamiento del aparato.

Si necesitas calentar un alimento en un molde de aluminio, es mejor transferirlo a un recipiente apto para microondas. Esto garantizará tu seguridad y la integridad de tu electrodoméstico.

Recipientes de vidrio delgado

Los recipientes de vidrio son una opción popular para calentar alimentos en el microondas. Sin embargo, hay que tener precaución al usar recipientes de vidrio delgado, ya que pueden romperse o explotar debido al calor extremo. Esto se debe a que el vidrio delgado no es capaz de soportar cambios bruscos de temperatura.

Es recomendable utilizar recipientes de vidrio templado o vidrio resistente al calor para calentar alimentos en el microondas. Estos recipientes están diseñados para soportar altas temperaturas y son mucho más seguros de usar.

Elementos metálicos

Los elementos metálicos, como cucharas, tenedores, platos o papel aluminio, no deben introducirse en el microondas. Esto se debe a que el metal refleja las ondas de microondas y puede provocar chispas y arcos eléctricos, lo que puede dañar el aparato e incluso provocar un incendio.

Es importante asegurarse de que no hay elementos metálicos en el interior del microondas antes de calentar cualquier alimento. Si necesitas cubrir un plato con papel aluminio, es mejor retirarlo antes de ponerlo en el microondas.

Envases de plástico no aptos

No todos los envases de plástico son seguros para calentar en el microondas. Algunos envases de plástico pueden desprender sustancias tóxicas cuando se exponen al calor. Es importante leer las etiquetas de los envases para comprobar si son aptos para microondas.

Los envases de plástico aptos para microondas suelen llevar un símbolo que indica que son seguros para ser utilizados en este electrodoméstico. Si no encuentras este símbolo en el envase, es mejor transferir el alimento a un recipiente apto para microondas antes de calentarlo.

Termos de acero inoxidable

Los termos de acero inoxidable son prácticos para mantener las bebidas calientes durante horas. Sin embargo, no se deben calentar en el microondas. El acero inoxidable no es un buen conductor de calor y puede causar daños al microondas si se calienta en él.

Si necesitas calentar una bebida en un termo de acero inoxidable, es mejor transferirla a un recipiente apto para microondas antes de calentarla.

Alimentos como huevos con cáscara, guindillas, verduras secas o salsas espesas

Además de los recipientes, hay ciertos alimentos que no se deben calentar en el microondas debido a los posibles accidentes que pueden ocurrir. Los huevos con cáscara, por ejemplo, pueden explotar debido al vapor que se acumula en su interior.

Las guindillas, por su parte, contienen capsaicina, una sustancia picante que puede dispersarse en el aire cuando se calientan en el microondas, irritando los ojos y las vías respiratorias. Las verduras secas, como el maíz o los frijoles, pueden quemarse fácilmente en el microondas y generar humo.

Las salsas espesas también pueden ser un problema en el microondas. Estas salsas tienden a calentarse de manera desigual, lo que puede generar puntos calientes que pueden llegar a quemarse o incluso explotar.

Precaución al calentar agua, uvas, carne, arroz blanco y leche

Además de los recipientes y alimentos mencionados anteriormente, hay otros elementos que requieren precaución al calentar en el microondas. El agua, por ejemplo, puede sobrecalentarse en el microondas y explotar repentinamente al retirar el recipiente.

Las uvas tienen una alta concentración de azúcares y líquidos en su interior, lo que las convierte en conductores de electricidad cuando se calientan en el microondas. Esto puede provocar chispas y dañar el aparato.

La carne cruda, al igual que las uvas, puede convertirse en un conductor de electricidad cuando se calienta en el microondas debido a su contenido de líquidos y sal. Esto puede causar chispas y dañar el electrodoméstico.

El arroz blanco puede ser un problema en el microondas si no se cocina correctamente. Al calentar el arroz blanco en el microondas, puede haber un crecimiento de bacterias y toxinas que pueden causar intoxicación alimentaria.

La leche, por último, puede sobrecalentarse y derramarse cuando se calienta en el microondas. Además, si se calienta en un recipiente cerrado, el vapor puede acumularse y causar una explosión cuando se abre el recipiente.

Es importante tener en cuenta estas precauciones al calentar alimentos en el microondas para evitar daños en el electrodoméstico y garantizar nuestra seguridad.

Conclusión

No todos los recipientes son aptos para ser calentados en el microondas. Los moldes de aluminio, recipientes de vidrio delgado, elementos metálicos, envases de plástico no aptos y termos de acero inoxidable no deben ser utilizados en este electrodoméstico. Además, ciertos alimentos como huevos con cáscara, guindillas, verduras secas o salsas espesas también deben evitarse. Es importante leer las indicaciones de los recipientes antes de utilizar el microondas y tener precaución al calentar agua, uvas, carne, arroz blanco y leche. Siguiendo estas pautas, podremos aprovechar al máximo las ventajas del microondas sin poner en riesgo nuestra seguridad ni dañar nuestro electrodoméstico.